Las Pulgas son parásito exteriores termófilos o sea son atraídos de mamíferos o pájaros a sangre caliente comprendido el hombre. Las pulgas tienen un aparato bucal punzo-chupante y no tienen alas, ésta determina su pertenencia al orden de los Sifonatteri: sifo (punzo-chupante) atteri (sin alas); el cuerpo de la pulga es aplastado y de color marrón rojizo y las dimensiones de las adultas varían de 1 a 8 mm, son dotadas de tres pares de patas de las que las últimas dos son más largas con una musculatura muy fuerte que permite a la pulga de ejecutar grandes saltos sobre animales de sangre caliente.

Las pulgas a diferencia de otros insectos, pican para alimentarse chupando la sangre del huésped, existen cerca de 2.000 especies conocidas pero las más difusas e infestantes en Italia pertenecen a la familia de los Ctenocephalides felis.

Las pulgas más comunes con que a menudo estamos a contacto son:

  • Pulga DEL GATO (CTENOCEPHALIDES FELIS)
  • Pulga DEL PERRO (CTENOCEPHALIDES CANIS)
  • Pulga DE LAS AVES (ECHIDENOFAGA GALLINÁCEO)

Las Pulgas menos frecuentes y más peligrosas para el hombre y los animales son:

  • Pulga del hombre (PULEX IRRITANS): esta especie de pulga vive sea sobre el hombre como también sobre animales domesticos y raramente sobre animales salvajes. Pertenece a la familia de los Pulicidae y puede transmitir la peste bubónica y el tifus murrino.
  • Pulga de la Rata (XENOFPSYLLA CHEOPIS): responsable en el medioevo de la epidemia de la peste bubónica, causada por la bacteria Yersina pestis que es transmitida por las Pulgas de Rata a Rata y de Rata a hombre; además puede transmitir el tifus murrino y la tularemia.

Para la prevención de infestaciones de pulgas es importante conocer las cuatro fases de su ciclo biológico: los machos y las hembras adultos se emparejan sobre el huésped y ya al día siguiente la pulga hembra inicia a deponer, a breves intervalos, grupos de 8 a 12 huevos que deposita sobre el huésped.

Para ser fecunda una pulga hembra tiene que alimentarse, por dos o tres días antes, con la sangre del huésped.

Los huevos depositados por la pulga hembra después de breve tiempo caen del manto o de las plumas del animal huésped y vienen  esparcidas sobre el terreno o, tratándose de animales domesticos, en sus perreras, sobre las alfombras y sobre los tejidos de los sofás, de las camas etcétera y en base a la humedad y temperatura del ambiente, se abren entre 4 – 12 dias.

Las larvas de pulga también son visibles a ojo desnudo, miden cerca de 4mm, vermiformes sin ojos ni pies, con un aparato bucal masticante y se alimentan de material organico y de la sangre digerida de las pulgas adultas. Aman la oscuridad por lo tanto buscan lugares escondidos de la luz: grietas, alfombras, mantas, etcétera, y son facilmente dishidratables si se exponen al sol.

Pupa: después del período larval que dura de  7 a  15 días se inicia el primer ciclo de la metamorfosis en la que la larva adulta inicia a construir, secretando la seda, el capullo o pupario e inicia el segundo ciclo de enquistamiento que tiene una duración mínima de 1 semana a un máximo de 1 año. Durante la fase de enquistamiento, las pequeñas pulgas en su capullo son invulnerables sea a las bajas temperaturas sea a los insecticidas.

Adulto: por fin, estimulada del calor y del anhídrido carbónico u otras vibraciones la pulga ya adulta sale del pupario y si no encuentra a un huésped sobre el cual subir y alimentarse después de 12 días muere.

Generalmente una pulga adulta vive y muere sobre el huésped en el que habita, raramente salta de un huésped a otro por tanto la infestación de un animal se verifica en caso de que el sujeto mismo quede en el ambiente infestado.

Al huésped las pulgas pueden ocasionar dano actuando en tres diversos modos:

1. Modo directo: fuerte picazón, pérdida de pelo y lesiones cutaneas; en animales jóvenes o poco nutridos la presencia de un gran número de pulgas ocasiona deterioro sea a causa de la picazón que impide al sujeto de nutrirse y sea a la cantidad de sangre que las pulgas son capaces de sustraer al pequeño animal que también puede provocar anemias de graves consecuencias si la infestación asume proporciones graves (una pulga adulta puede chupar al día hasta 5-10mm de sangre, cerca a 20 veces su peso corpóreo).

2. Provocando reacciones alérgicas: ésto ocurre cuando el sujeto es alérgico a los microorganismos y a la acción virulenta presente en la saliva de las pulgas, cuya inoculación ocurre en las lesiones causadas por el continuo rascar del animal parasitato. Estas reacciones alérgicas pueden provocar dermatitis, edemas e infecciones cutáneas también graves.

3. Cómo vectores de enfermedades infectivas y parasitarias: estas ocurren por la ingestión de la pulga que puede ser vector de larvas infestantes del gusano plano o tenia, huésped patógeno en el intestino del perro y el gato, pero sobre todo del gato a causa de la costumbre a la toelettatura. Otra enfermedad de la que la pulga es vector es la enfermedad del arañazo del gato causado por un microorganismo, el Bartonella henselae, que se encuentra en la sangre del gato; la pulga chupa la sangre infecta que es expulsada con las heces y cuando el gato araña con las uñas sucias de las heces de las Pulgas transmite esta enfermedad al hombre, particularmente peligroso para aquellos sujetos con problemas a cargo del sistema inmunitario que provoca fiebre, hinchazón del punto del arañazo y problemas a cargo de las linfoglándulas y del sistema linfático.

PREVENCIÓN, EDUCACIÓN, LIMPIEZA

La infestación de pulgas ocurre muy rápidamente y en el mismo ambiente encontramos sea pulgas adultas sea huevos larvas y pupas, llegando en pocas semanas a ocasionar una infestación importante.

En las Desinfestaciones de Pulgas el problema mayor que se presenta no son las pulgas adultas sino los huevos que son diseminadas en todos los sitios por el animal infestado y tratándose de animales domesticos que viven en nuestra casa podríamos encontrarnos cubiertas,  alfombras, camas, almohadas, infestados.

En presencia de animales domesticos es necesaria una atenta limpieza e higiene, sobretodo cuando hay niños, los que besan a menudo, duermen y hasta dividen la comida con el perro o el gato y pueden, por lo tanto, entrar mucho más fácilmente en contacto con las larvas y los huevos de las pulgas a traves de las que son transmitidas parasitosis como gusanos intestinales y tenia.

Es de fundamental importancia como prevención la limpieza sea del ambiente que lo personal, enseñándoles a los niños a lavarse las manos después de haber jugado con el animal y sobre todo no meter las manos en la boca, no permitir al animal mismo de subir sobre sofás y camas y usar paños, toallas donde nuestro animal duerme o se estira que pueden ser lavados semanalmente; estas precauciones nos permiten de eliminar la mayor parte de los huevos.

Usar siempre y sobre todo con la primavera y el verano antiparasitarios sobre los animales mismos.

Contáctanos sin empeño para una Asesoria y/o Presupuesto GRATUITO.