Los mosquitos forman parte del orden de los dípteros como moscas, mosquitos y tábanos y se distinguen en dos familias principales:

  • TEFRITIDI :
    Ceratitis capitata
    Dacus oleae
    Rhagoletis fausta
    Rhagoletis pomonella
    Rhagoletis cingolata
  • DROSOPHILIDI
    Drosophila melanogaster

El mosquito es el nombre común para definir este pequeñísimo insecto: las especies de mosquitos que ovan en agua o terrenales blandos o cenagosos, son las especies inocuas para el hombre a excepción de algunas especies de mosquitos que viven en las zonas arenosas, considerados, por su dimensión (no más largos de 1 mms), los insectos más pequeños que chupan sangre.

Las especies comúnmente definidas como “mosquitos de la fruta” generalmente no provocan graves daños a las plantas, pero su presencia es una señal de deterioro o fermentación de material vegetal y orgánico y también de excesiva humedad del terreno. Las larvas del mosquito de la fruta o drosophila melanogaster, se alimentan con la pulpa de la fruta fresca; la hembra ova directamente en la pulpa de la fruta uno o más huevos gracias a su ovopositor con que pica la cáscara. De los huevos, después de 24 horas, salen las larvas que, atraviesan tres estadios larvales durante los cuales comen la pulpa del fruto valiéndose de microorganismos, gracias a los cuales son descompuestos los azúcares de la fruta y la fruta misma; cuando el fruto cae a tierra, la larva del mosquito de la fruta, que ha alcanzado ya el largo de 5-6 mms, penetra 3 cm bajo el terreno, aquí ocurre la transformación en pupa. La duración de este ciclo es de unos 5 días, pero puede cambiar según la temperatura del ambiente.

La duración media de la vida del mosquito es de 15 días durante los cuales una hembra puede depositar hasta 600 huevos. Al mosquito de la fruta se lo reconoce por los ojos rojos, por el color amarillo-marrón del cuerpo, por los anillos más oscuros del abdomen, además, tiene alas muy pintadas, con dibujos complejos que les permiten a las hembras de reconocer a los machos.

Las dimensiones del mosquito varían, pueden ser muy pequeños pero también pueden alcanzar las dimensiones de una común Mosca domestica; las hembras del mosquito de la fruta son ligeramente más grandes que los machos y la diferencia que nos permite reconocer el sexo del mosquito, es sólo la parte terminal del cuerpo del macho que es más oscuro con un mechón de pelos alrededor del ano y a los genitales visibles solo al microscopio.

El drosophila melanogaster es el mosquito más conocido para la búsqueda biológica en cuánto se trata de un organismo, de un punto de vista genético, muy simple y muy parecido al hombre, por esto es usado como modelo para el estudio de varias enfermedades del hombre como el morbo de Parkinsón y el morbo de Alzheimer; según recientes estudios de la universidad de California el mosquito de la fruta es capaz de individuar con extraordinaria habilidad el manantial de olores agradables y apetecibles a el a pesar de sus capacidades reducidas, sean visuales que olfativas.

El mosquito de la fruta es considerado un modelo de instrumentación sensorial útil para el desarrollo de nuevas instrumentaciones software capaz de notar a distancia, sustancias peligrosas para el hombre.Contáctanos sin empeño para una Asesoría y/o Presupuesto GRATUITO.